Consejos para cuidar las lunas tintadas de tu coche

cuidar las lunas tintadas

Si te acaban de instalar unas lunas tintadas en uno de nuestros talleres oficiales, seguramente te interesará cómo cuidarlas para mantenerlas en perfecto estado. Siguiendo unos sencillos consejos para cuidar las lunas tintadas de tu coche y que duren el máximo tiempo posible. ¿Sabes que si las tratas con cuidado te durarán de por vida? Y lo mejor de todo, ¡no te costará llevarlo a cabo.

Evita los productos corrosivos si quieres cuidar las lunas tintadas de tu coche

Aunque los productos de limpieza del coche suelen ser aptos para lunas tintadas y carrocerías, asegúrate que no tiene ningún componente abrasivo. Algunos productos pueden ser corrosivos y dañar tus lunas tintadas. Así que un consejo para cuidar las lunas tintadas de tu coche es que las limpies solo con agua y jabón.

¡Con eso te quedarán impecables!

Limpia los cristales con paños suaves

Elige un paño suave para limpiar los cristales tintados. Si quieres cuidar las lunas tintadas de tu coche deberías evitar limpiarlas con papel de periódico o cualquier otro tipo de papel que pueda arañar la superficie. ¡Mejor elige unas bayetas específicas para cristales que encontrarás en cualquier supermercado!

Limpia tus lunas frecuentemente para evitar arañazos

No es que estés todo el día pendiente de limpiar tus cristales tintados, pero sí es importante pasarle un paño por dentro de vez en cuando. Al final en los cristales se acumulan restos de polvo, arena y otros elementos que pueden dañar las lunas tintadas al subir y bajar las ventanillas.

Evita fumar dentro del coche

¿Se deterioran las láminas tintadas por el humo del tabaco? Pues no, pero puedes quemar las láminas tintadas de tu coche si acercas el cigarro a la ventanilla. ¡Sobre todo si tiras la ceniza por la ventanilla es muy fácil calcular mal!

No pongas ventosas en las ventanillas traseras si quieres cuidar las lunas tintadas

Una recomendación si quieres cuidar las lunas tintadas de tu coche es que no pongas parasol con ventosas en las ventanillas traseras. O incluso en el parabrisas trasero. ¡Nada de ventosas sobre las láminas tintadas si quieres cuidar las lunas tintadas de tu coche!

¡Y poco más! Como ves es muy sencillo cuidar los cristales tintados de tu coche. Con tener un poquito de cuidado conseguirás tener las lunas de tu coche perfectas.

¡Está en tu mano! Eso sí, asegúrate de que estén homologadas y te las coloque un profesional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.